Cuidado E Higiene Del Perro: Gestos Comunes Para Prodigar.

Loading...

Loading...

Es esencial proporcionarle a su perro una cierta cantidad de cuidados higiénicos diarios, o al menos regulares, según su raza, su edad y su estado de salud. Un examen frecuente de los ojos, oídos, dientes y pelaje es necesario para garantizar que todo esté bien. Además de este cuidado, el cuidado del perro incluye cortes de garras, cepillado y un buen baño de vez en cuando.

Cuidado e higiene del perro: intervenciones comunes para proporcionar.

Examina a su perro

Este es un paso importante que determina el cuidado que debe brindarse a su acompañante ese día y detectar una posible anomalía: pequeñas llagas, presencia de parásitos, otitis, sarro... Además, los ojos proporcionan una pista sobre el Estado general de salud del perro: bajando el párpado inferior, podemos observar la mucosa conjuntiva, normalmente de color rosado.

Si está pálido o rojo, puede ser un signo de conjuntivitis o el perro está enfermo. Las orejas también deben examinarse con frecuencia, especialmente en razas colgantes (cocker...) para verificar que no sean dolorosas. La limpieza de las orejas puede ser útil y debería considerar consultar al veterinario si son anormalmente sensibles, si su perro se rasca mucho las orejas o sacude la cabeza.

Además, durante este examen, recuerde verificar el estado de la piel (presencia de heridas, costras), pelaje (depilación, parásitos, enrojecimiento) y dientes (sarro). También se recomienda un examen de las piernas, garras y almohadillas después de cada viaje.

Limpiar los ojos del perro

Los perros con caras planas y ojos prominentes (bulldog, pug, shih-tsu, boxer...) necesitan una limpieza diaria de los ojos, porque es posible que se acumulen lágrimas y residuos en la esquina de los ojos. Para otras razas, se pueden limpiar semanalmente. Lávese bien las manos y use un lavado de ojos o un algodón limpio empapado en solución salina o agua tibia para aflojar las impurezas. Los limpiadores de ojos específicos también están disponibles en farmacias o en el veterinario. La limpieza debe realizarse desde el ángulo interno del ojo hacia el exterior, utilizando un algodón nuevo cada vez para no devolver los gérmenes. Repita la operación hasta que los ojos estén completamente claros.

Limpiar las orejas del perro

Se recomienda una limpieza de oídos todas las semanas para los oídos con orejas caídas y cada mes para otros. Use un producto específico para el oído (a menudo en forma de gotas) con el consejo de su veterinario o farmacéutico. Levante la oreja y deje caer unas gotas en la entrada del conducto, teniendo cuidado de no empujar la boquilla hacia adentro. Masajee suavemente el exterior de la oreja con las yemas de los dedos y seque el exceso de producto con una compresa o una almohadilla de algodón. Si el oído de la oreja es ceroso, limpie con un algodón humedecido con agua tibia y un poco de vinagre de manzana. Cambie las compresas tantas veces como sea necesario.

Mantenimiento de los dientes

Los dientes deben ser monitoreados para detectar cualquier anomalía: enrojecimiento, tamaño, sangre, absceso, exceso de sarro, inflamación de las encías. Los perros de razas pequeñas son particularmente propensos a la acumulación de sarro, que puede causar gingivitis o dientes flojos. Como medida preventiva, la dentición puede mantenerse masticando huesos o pastillas de pasta de dientes.

El cepillado frecuente se recomienda para razas sensibles al sarro (Yorkshire, Chihuahua, Bichon, Caniche...) usando una pasta de dientes para perros y un cepillo adecuado cada 3 semanas aproximadamente. Finalmente, tenga cuidado de proporcionarle a su mascota un tamaño de croquetas adecuado a sus dientes para promover la masticación: esta acción mecánica actuará como una descalcificación natural. En los casos de mal aliento persistente, se requiere consulta y se recomienda la escala veterinaria cada 1 a 3 años, especialmente cuando el perro comienza a envejecer.

Cortar las garras

Se dispone comercialmente de cortaúñas especiales para perros, ya que su compra es necesaria porque los accesorios humanos no son adecuados para el corte de garras. Esta herramienta le permite cortar las uñas de su mascota de manera eficiente y sin hacerle daño. La primera vez, es mejor pedirle a un veterinario una demostración para aprender a usarlo correctamente. Realmente no hay una regla en cuanto a la frecuencia de corte de las uñas porque se desgastan naturalmente cuando el perro camina.Pero aún puede suceder que algunas garras sean anormalmente largas, entonces es necesario cortar solo la parte translúcida y la orejeta que no toca el suelo.

Examina las piernas

Las lesiones en la pata pueden ser muy dolorosas para el perro, por lo que se requiere un control regular en cada paseo. Las almohadillas son particularmente propensas a rasguños y grietas, y las garras pueden romperse o agrietarse. En invierno, se puede aplicar vaselina para proteger las almohadillas. Después de una excursión en la naturaleza, preste especial atención a la piel entre las almohadillas y los dedos del perro, ya que las espiguillas se pueden plantar e infectar. Debe estar alarmado si su perro se queja cuando examina sus patas y consulta en caso de lesión. En caso de una pequeña herida, desinfecte y aplique una crema curativa.

Cepillado regular

La frecuencia de cepillado es variable dependiendo de la raza y el tipo de cabello. En tiempos de muda, se cepillará aún más regularmente. Se estima que el cepillado cada 15 días es razonable para los perros de pelo corto y mediano, y cada semana como mínimo para un perro de pelo largo. En la primavera, cuando el perro pierde su abrigo de invierno, puede ser necesario un cepillado diario o al menos dos veces por semana. La preparación es una buena manera de examinar la piel de su perro, cazar parásitos externos (pulgas, garrapatas) y fortalecer su relación. Se puede seguir con un baño cada 2 a 3 meses o con un champú seco en caso de mal olor.

Loading...

Vídeo: .

Loading...

Comparte Con Tus Amigos