Camelias Elegantes

Camelia

Si la rosa es la estrella de la hermosa estación, la camelia se hace eco durante los meses de invierno.

Juega con el frío para desplegar una floración generosa, declinando los tonos refinados y las flores de increíble variedad de formas.

Lea también:

  • Cultivar la camelia
  • Camelia, flores en el corazón del invierno.
  • Camellia sasanqua, encanto del final del otoño.

La mejor ubicación para la camelia.

Instálelo lejos de corrientes frías y rayos de sol calientes. Cuanto más fría está la tierra en verano, más resiste la camelia al sol.

No dude en plantarlo bajo la cubierta de grandes árboles de madera dura, evitando la proximidad de árboles grandes con raíces superficiales que bombean toda el agua.

La presencia de un toldo protege a las flores más frágiles del mal tiempo y, especialmente, evita que las flores blancas se oxiden. Ahórrale la exposición Es que el sol de invierno se calienta demasiado rápido después de una noche fría.

El mejor sustrato para camelia.

Ácido (pH alrededor de 6), fresco, escurrido y fértil. Si su suelo es calizo o neutro, construya un pozo especial y cubra el fondo con un fieltro de jardín o planta en una maceta. Cuidado con la tierra pura de brezo, demasiado ligera y demasiado pobre.

Mejóralo con tanto humus. En macetas, dé un poco de cuerpo al sustrato incorporando un molde de arcilla con forma de rosas.

Camelia siembra sin riesgo.

Sumergir la bola de la raíz antes de plantarla para hidratarla. El agujero de plantación debe ser el doble del volumen de la bola de la raíz, más ancho que profundo porque el enraizamiento es superficial.

Mejorar el drenaje mediante la colocación de una capa de bolas de arcilla en la parte inferior del agujero (y no grava blanca, piedra caliza!).

Algunas precauciones para la camelia en maceta.

la camelia puede vivir largos años en macetas si tiene al menos 40 cm de diámetro. Cada primavera temprana, reemplace 5 cm de la superficie con un nuevo sustrato.

La maceta puede disfrutar de flores perfectas si se puede proteger del frío y del mal tiempo en un invernadero o en un porche sin calefacción (de 5 a 10° C).

Su talón de Aquiles...

Las raíces superficiales son sensibles a la sequía y al frío. El mejor desfile: el acolchado Con una buena camada de hojas muertas o recortes dependiendo de la temporada.

Alimentar a la camelia

El acolchado regular con materia orgánica enriquece el suelo.

Termine con una ingesta primaveral de fertilizante (plantas de brezo) para estimular el crecimiento y la formación de futuros brotes florales.

Y mantenga un sustrato siempre fresco durante todo el año regando regularmente con agua no calcárea.

Comparte Con Tus Amigos