Alergias En Perros: ¿Cuáles? ¿Cómo Detectarlos?

Loading...

Loading...

Las alergias son un trastorno bastante común en los perros. En cuanto a los humanos, pueden ser más o menos graves y tener causas muy diferentes: pólenes, ácaros, alimentos... ¿Cuáles son los alérgenos más comunes y cómo reconocer una reacción alérgica? ¿Cómo reaccionar en caso de crisis y limitar su aparición? Descubre las principales formas de alergias en los perros.

Alergias en perros: ¿cuáles? ¿Cómo detectarlos?

¿Qué es una alergia?

Una alergia es una reacción exagerada del sistema inmunitario a los agentes alergénicos: después de una o más sensibilizaciones, el cuerpo envía una "respuesta" cada vez que entra en contacto con el alérgeno en cuestión. Esta respuesta desproporcionada puede llevar a varios síntomas, a menudo cutáneos en perros (enrojecimiento, picazón, hinchazón), pero también son posibles trastornos digestivos y respiratorios.

Las alergias pueden evolucionar, aparecer y desaparecer sin ninguna causa aparente directa a lo largo de la vida del perro; Es una sensibilidad individual que puede ser activada tarde. Pero en general, los primeros síntomas son entre 6 meses y 2 años.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas alérgicos más comunes en los perros son cutáneos: el animal siente la necesidad de rascarse, morder y lamer. Específicamente, observamos enrojecimiento de la epidermis depilaciones más o menos localizadas, descamaciones, hinchazón de la piel donde entró en contacto con sustancias alergénicas. Pero la reacción también puede generalizarse, en particular durante la presencia de un alérgeno en la dieta.

Estas reacciones relacionadas con el sistema digestivo pueden provocar diarrea, vómitos y manifestaciones inflamatorias, como enrojecimiento de los ojos y picazón más o menos extensa. La presencia repetida de estos síntomas requiere una consulta veterinaria para garantizar que otras enfermedades no sean la causa. Una vez que se haya diagnosticado el alérgeno, se puede aplicar un tratamiento adecuado y tomar algunas precauciones con respecto a los alérgenos responsables.

Alergia a los alimentos

Este tipo de alergia es común, debido a la sensibilización del cuerpo a los alérgenos presentes en la dieta. Estos pueden ser difíciles de identificar, pero a menudo provienen de proteínas contenidas en ciertas carnes y cereales. Carne de res, pollo, pescado, mariscos y trigo (gluten) son solo algunos de los ejemplos.

Estos alérgenos alimentarios suelen desencadenar trastornos digestivos y cutáneos siempre que no se eliminen de la dieta y, en los casos más graves, puede producirse un shock anafiláctico con hinchazón repentina, vómitos agudos, encías pálidas. Un estado de shock que requiere consulta veterinaria de emergencia.

Dermatitis alérgica (atopia)

Esta alergia muy común se debe a una reacción a la saliva de la pulga en el caso de DAPP (dermatitis por alergia a las pulgas). Es una afección específica que solo se puede prevenir con un tratamiento antiparasitario de seguimiento y adaptado, porque una sola mordida es suficiente para causar reacciones que a menudo son importantes. La atopia, por su parte, es una predisposición alérgica a uno o más alérgenos presentes en el medio ambiente, provocada principalmente por la vía respiratoria. Los alérgenos en cuestión son, por ejemplo, ciertos pólenes, ácaros del polvo del hogar contenidos en el polvo, la caspa de la piel humana (piel de la micro-caspa muerta), etc. Cualquiera que sea la causa, la dermatitis es una reacción parecida a la piel con erupciones, descamación y lamido intensivo.

Alergia de contacto

No es una alergia en sí misma porque ocurre excepcionalmente, debido a una reacción ad hoc a una sustancia por contacto directo o por inhalación: productos para el hogar, pigmentos de algunos juguetes o accesorios, partículas de concreto, plástico... Estas alergias "falsas" difícilmente se pueden prevenir porque tienen causas inesperadas.

¡Cuidado con las picaduras de insectos!

Además de las picaduras de pulgas responsables de la DAPP, otros insectos pueden desencadenar reacciones alérgicas graves: abejas, avispas, moscas que pican... Si observa una reacción inflamatoria en su perro, retire con cuidado la picadura con el fórceps. Para ser depilado si permanecía plantado en la epidermis.

Limpie y desinfecte el área afectada y administre antihistamínicos recetados por el veterinario, si los tiene. Aplicar un poco de vinagre para desinflar y calmar la picazón. Si nota una hinchazón anormal y una condición generalizada, especialmente si la picadura está cerca del tracto respiratorio, ¡consulte de inmediato!

Tratamiento de alergias a perros.

El tratamiento de las alergias puede ser complicado si el perro es sensible a varios alérgenos. Primero es esencial actuar sobre los alérgenos que se pueden controlar: pulgas, alimentos, ácaros... No hay ningún secreto, es necesario eliminarlos del medio ambiente utilizando los medios necesarios: limpieza Casa diaria, uso de spray anti-ácaros, baños regulares, lavado frecuente del negocio de perros, tratamiento de pulgas, cambio de alimentos, atención especial a todos los alimentos y su composición. Notifique a sus huéspedes las alergias alimentarias de su mascota para evitar incidentes. El veterinario puede prescribir un tratamiento de fondo antihistamínico, así como antiinflamatorios (cortisona) para usar en casos de crisis para aliviar los síntomas.

Loading...

Vídeo: Cómo identificar la sarna en perros | Parte 1 de 4: Reconoce los síntomas de la sarna.

Loading...

Comparte Con Tus Amigos