Boca Con La Reina (Seta, Mejillón, Lenguado, Camarón).

Mordidas en el

Aquí hay una receta maravillosa para mejillones, camarones, champiñones y lenguado como pescado.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 g de mejillones
  • 3 vasos de sidra
  • 150 g de setas parisinas
  • 1/2 bota de perejil plato
  • 12 camarones rosados
  • 2 hermosos filetes de lenguado
  • 30 cl de caldo de pescado
  • 1 huevo
  • 4 cucharadas. crema fresca
  • 1 cucharada. Calvados
  • 20 g de mantequilla
  • 4 bocados listos para adornar
  • Sal pimienta

Mordeduras a la "reina"

- Raspe y lave los mejillones, póngalos en una cazuela. Añadir la sidra, tapar y calentar a fuego alto. Cuando los mejillones estén abiertos, retíralos de la cazuela y quítalos. Filtrar y reservar el zumo obtenido.

- Limpiar y picar los champiñones parisinos.

- Lavar y picar el plato de perejil.

- Triture los camarones y córtelos en 2 o 3 piezas (dependiendo del tamaño).

- Cortar los filetes de suela en secciones de 1,5 cm de ancho.

- En una cacerola, vierta el caldo de pescado. Llevar a ebullición. Agregue la suela, cubra y cocine por 2 a 3 minutos.

Precaliente el horno a 150° C (th.5)

- Mezclar la yema de huevo con una cucharada de crème fraîche y los calvados. Reservar.

- Derretir 20 g de mantequilla en una cacerola, agregar los champiñones.

Cocine a fuego lento durante 3 minutos. Agregue los jugos de cocción de los mejillones y evapore el líquido a la mitad. Agregue las cucharadas restantes de la crema restante. Deje hervir por 3 a 4 minutos y agregue, mientras batía, la mezcla de huevo / crema / calvados. Añadir los mejillones, las gambas, el lenguado y el perejil. Mezclar. Difundir en las picaduras listas para adornar.

- Hornear y cocinar durante 5 a 6 minutos.

- Servir caliente.

B.A.ba del jefe:

En el puesto, elige tu lenguado antes de levantar las redes por el pescadero. Evita las redes colocadas sobre el hielo.

Lado de la bodega, vino para acompañar un mordisco a la reina:

Aquí está una versión marítima de un gran clásico de la cocina burguesa. El aporte del laminado, tan querido por él, da por su

Alivio crujiente con un final suave y tierno y notas de mantequilla que vienen a vincular la sidra y los sabores marítimos. Para contrastar, imaginamos vinos con acidez sostenida, los que provienen de Chenin en Loire combinan esta característica para, para algunos terroirs, una densidad en la boca que permite que el vino no se desvanezca demasiado delante del plato. Este es el caso de las hermosas añadas de Jasnières en Touraine y Savennières en Anjou. Una buena estructura ácida también es característica de Chardonnay d'Arbois, cuyos aromas a mantequilla reforzarán los de la pastelería; De la misma manera, pero en dirección a la redondez y la suavidad del plato, se elegirá un Pouilly-Fuissé, resultante de la misma variedad de uva.

M. Chassin

Palabras de cocina

Picar: cortar en rodajas finas.

Receta: T. Debethune, Foto: C. Herlédan

Vídeo: .

Comparte Con Tus Amigos