Bacalao Gratinado

bacalao gratinado

Fragancia a la perfección, esta receta de brandada de bacalao con pan rallado, ajo y perejil es una delicia.

Ingredientes para 4 personas:

  • 600 g de bacalao
  • 1 diente de ajo
  • 300 g de patatas
  • 1 l de leche
  • 60 g de aceite de oliva
  • 1 rama de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • 30 g de perejil picado
  • pan rallado
  • pimienta

Bacalao gratinado

Una receta tradicional, con mantequilla, que recuerda el origen bretón de la brandade!

El dia anterior:

- Colocar el bacalao en un recipiente lleno de agua (para desalarlo).

Renueva el agua varias veces.

El mismo día:

- Pelar y picar el ajo.

- Lavar y cepillar la piel de las patatas (no pelarlas). Sumergirlos en una cacerola de agua fría. Cubra y cocine hasta que la hoja de un cuchillo penetre fácilmente en la carne. Escurrirlos. Dejar enfriar y pelar.

- Enjuagar bien el bacalao. Cortarlo en trozos.

- Verter la leche en una cacerola, agregar el tomillo, la hoja de laurel. Llevar a ebullición, sumergir las piezas de bacalao. Reduce el fuego y cocina durante 8 minutos. Escurrir, dejar enfriar. Retire la piel. Retirar la pulpa y extraer los bordes.

Precaliente el horno a 250° C (th.8).

- En una ensaladera, aplaste las papas con un tenedor, agregue el bacalao, lo picó, el perejil, el aceite de oliva. A la pimienta. Mezclar enérgicamente.

La pasta obtenida debe ser homogénea y casi blanca.

- Coloque la brandada en un plato gratinado, espolvoree con pan rallado, espolvoree con unos trozos de mantequilla. Hornear hasta que estén doradas.

B.A.ba del jefe:

- Si la brandada parece demasiado seca, puedes rehidratarla con un poco de bacalao.

- La mantequilla se puede sustituir por 40 cl de aceite de oliva.

Bodega lateral, vino para acompañar la brandada de bacalao.

Dicho de manera simple y rústica, el bacalao fue durante mucho tiempo uno de los únicos productos del mar que se consumen en el suelo y, de esta manera, a menudo se comen los escasos días en los círculos populares.

Hoy en día, la escasez de bacalao y el consiguiente aumento de los precios han hecho del bacalao un producto de lujo. Si hay muchas maneras de prepararlo, la brandada, que combina la dulzura y la suavidad de un puré de patata con aromas potentes de pescado seco y ajo, sigue siendo una de las más famosas.

Este plato, rico en expresión, requiere vinos con un carácter fuerte y una acidez fuerte para compensar el puré de papas. Una costa de Gascuña destacará las notas aliáceas de la preparación, mientras que el carácter levemente oxidativo de un Arbois blanco realzará las notas marítimas del plato. En el mismo estilo pero menos animado, también puede elegir un fino jerez con delicadas notas yodadas.

Finalmente, para los partidarios del vino tinto, intente un acuerdo en contraste con el afrutado Marcillac.

M. Chassin

Receta: T. Debethune, Foto: C. Herlédan

Vídeo: BACALAO CON MUSELINA GRATINADA.

Comparte Con Tus Amigos