¿Cómo Regar Sus Tomates?

Loading...

Loading...

Regando tomates

El riego, con luz solar, es el elemento clave para garantizar el crecimiento de sus tomates. En esta área, hay algunas reglas muy específicas que debe seguir si no desea perder agua y su tiempo.

Las reglas de un buen riego de tomates.

Regar las plantas de tomate es un verdadero arte por derecho propio. Como sabemos, cuando una tierra es demasiado compacta, se vuelve codiciosa en el agua. Por lo tanto, se recomienda enfáticamente airearlo al máximo. Rascarse la tierra con una azada se volverá indispensable.

Segunda regla: no es necesario regar excesivamente tus tomates. Lo ideal es realizar un riego cuando la tierra parece realmente demasiado seca. Como estas frutas tienen raíces profundas, pueden extraer la humedad del suelo. Atención, la humedad favorece la aparición del moho. Para evitar que su cultivo sea cubierto por este hongo, nunca debe humedecer las hojas. Solo se deben humedecer los pies de las plantas.

Además, no debes olvidar realizar un acolchado. Esta técnica permite que el agua de riego se infiltre y que el sustrato mantenga la frescura. Así, la tierra mantiene una tasa de humedad aceptable. Como resultado, ahorrará agua y tiempo porque no necesita regar con regularidad. Al mismo tiempo, el mulching previene el crecimiento de malezas. No use corteza de pino, demasiado ácida, sino más bien sus cortes de césped o paja recolectada de un granjero local, por ejemplo.

Regar las plantas de tomate

Finalmente, para obtener frutas particularmente sabrosas, asegúrese de enmendar el suelo, rociando, uno a uno, con el jugo diluido de su vermicomposter.

Técnicas a utilizar.

Existen varias técnicas para regar las plantas de tomate. Entre las más sencillas está el riego con una caña de riego. Simplemente instale la manzana en el cuello para obtener un chorro que deje salir una lluvia fina. No se recomienda regar a pleno sol ya que esta práctica ayuda a quemar el follaje. Lo ideal es realizar la operación en la tarde. La frescura nocturna evitará la evaporación del agua y el secado demasiado rápido de la tierra. El agua tendrá mucho tiempo para absorber el sótano.

Para mayor comodidad, también puede optar por un riego por goteo. Este método consiste en instalar una manguera equipada con goteros que se hayan perforado en puntos regulares y que permitan regar en un solo gesto los tomates espaciados entre ellos. Puede optar por la instalación de un temporizador que le permita llevar agua a la hora deseada y en la cantidad deseada. Es una buena idea ahorrar agua.

Loading...

Vídeo: Como cuidar una planta de tomate recien germinada - Riego, Sol, Transplante @cosasdeljardin.

Loading...

Comparte Con Tus Amigos