Setas Que No Deben Ser Recogidas

Loading...

Loading...

Alfalitis faloide y mosca agaricus

1. Peligroso como siempre
La amanita faloide
Es el más tóxico, el hongo, responsable de muchos accidentes porque es muy común. Ella tiene un volve, un anillo y un sombrero blanco a verde, así como listones blancos. La mera presencia del volve debe alertarlo: solo hay una especie comestible (la amanita de Caesars). La amanita faloide es variable en apariencia y tamaño, y puede crecer casi en cualquier lugar.
2. No mortal... pero no comestible.
La mosca agaricus
, con su particular particularidad, es ineludible. Su apariencia puede variar, y el sombrero no siempre está cubierto de manchas blancas (de hecho, animales de peluche). Ella tiene una voluta: obsérvela para conocer esta importante característica. No es mortal, pero pasarías un mal cuarto de hora. Crece esponjoso bajo los abedules, al igual que otros hongos, como los pies azules y el forraje de las ovejas.

Un sospechoso para evitar

Cortical morado

Si bien no son venenosas, algunas setas, de aspecto irresistible, no son aptas para el consumo. Como este extraño ejemplar, que es bueno... ¡solo para ser observado!

Duro y apestoso

La corola púrpura, que se confunde con el pie azul, es un clásico, aunque se distingue fácilmente. Su olor y su sabor picante lo hacen incomestible. Este es un criterio importante: los hongos con un olor desagradable no son consumibles. Lo que huele mal es ser rechazado en todos los casos. Por otro lado, un buen olor no significa que se pueda comer el hongo: ¡algunas especies tóxicas huelen bien!

Para ir más lejos: descubre nuestros 9 mejores hongos comestibles para ir a recoger con urgencia!

Loading...

Vídeo: Recogida de setas con el micólogo Luis Anta.

Loading...

Comparte Con Tus Amigos