Pasta Enrollada Con Acedera, Crema De Espinacas.

espinaca la caspa

Fácil y original, esta receta de masa enrollada con acedera y espinacas es una delicia.

Ingredientes para 4 personas:

  • 8 filetes de dab
  • 200 g de bacalao (u otro pescado blanco: merlán...)
  • 100 g dealazán
  • 100 g deespinacas
  • 1 huevo
  • 400 g de crema
  • 20 cl de caldo de pescado
  • 2 limones
  • 1 chalote
  • 5 cl de vino blanco
  • Sal pimienta

Pasta enrollada con acedera, crema de espinacas.

Los rollos de lima planos en compañía de bacalao y acedera para esta receta original del domingo... ¡Para rodar!

- Exprimir los limones y recuperar el zumo.

- Pelar, lavar y picar el chalote.

- Lavar, escurrir y retirar la acedera y las espinacas.

- Cortar el bacalao en trozos, colocarlo en un bol de una licuadora con acedera, una clara de huevo y 200 g de crema. Sazonar, mezclar y reservar en la nevera.

- Envuelva cada uno de los filetes de platija con film transparente. Usando un rodillo de amasar, aplanarlas.

Desembale los filetes, sazone en ambos lados. Cubrir un lado con una capa del relleno de acedera.

Enrolle y envuelva cada rollo obtenido con film transparente. Cierre bien apretando los extremos.

- Verter el caldo de pescado en una cacerola, hervir, poner en los rollos de masa, cocer a fuego lento durante 5 minutos. Retirar y reservar los rollos. Agregue el chalote y la crema restante al caldo de pescado, agregue el jugo de limón y el vino blanco. Llevar a ebullición, añadir las espinacas. Sazone, mezcle y cocine por 5 minutos. Mezclar (filtrar si es necesario).

- Desembalar los rollos de masa, cortar por la mitad a lo ancho. Ponerlas en un plato con la crema de espinacas.

B.A.ba del chef

- Esta receta se puede complementar con pequeñas patatas al vapor o arroz.

- Aplanar cuidadosamente los filetes de dab para no deshacerlos.

Lado de la bodega:

La nota ácida traída por la acedera hace posible levantar este plato que, de lo contrario, podría ser un poco suave y neutral. Este alivio ácido se ve reforzado por el limón de la salsa, que desempeña un papel similar frente a la crema de espinacas. En el nivel aromático, prevalece la dimensión vegetal y fresca, afirmando la elasticidad de la preparación. Podemos elegir la misma dirección para lograr un acuerdo que refuerce el aspecto fresco y herboso. En este caso, un Sauvignon de Touraine o, incluso más vegetal, un Sauvignon de Nueva Zelanda, para los amantes de los vinos extranjeros, estará bastante de humor. Más lejos del plato, un Gaillac blanco no acentuará ninguna de las dimensiones del plato. En contraste, el carácter suave y afrutado de un Fronton Rosé contrastará, mitigando la frescura general de la alianza. Por otro lado, los vinos tintos son difíciles de recomendar porque las notas vegetales rara vez se aprecian en este estilo de vino.

M. Chassin

Receta: T. Bryone, Foto: C. Herlédan

Vídeo: .

Comparte Con Tus Amigos